Dije que si, ¿que sigue?

¡Te lo preguntó!, y tu respuesta ha sido ¡SI!?

Automáticamente todas y cada una de las cosas por las que resuelves que es la persona indicada pasan por tu mente en cuestión de segundos.

El encuentro, el cortejo, las primeras citas, el primer beso y hasta los malos entendidos y enojos.

La hermosa ilusión de una petición de mano, tiene un rostro, un nombre.

La mayoría de la gente idealiza la idea del amor: debe ser algo puro, eterno, etéreo y hasta irracional. Tan fuera de lo común que nos hace desear tener una pareja y formar una familia; y no solo una interacción de feromonas y oxitocina, no es solo el instinto de supervivencia de procrear y preservar la especie.

Ciertamente el amor que sentimos por alguien fluye desde muy adentro, desde lo más profundo de nuestros instintos: el inconsciente. Nuestra parte instintiva se conjunta con lo que aprendemos del medio. Así que a la par de que es un posible candidato para ayudarnos a conservar especie, es también con quien tenemos gustos afines, con quien compartimos buenos y malos momentos. Que nos hace suspirar de solo pronunciar el nombre, que nos hace pensar en hacernos viejitos juntos, en una palabra popularmente dicha: se nos cae la baba.

¿Qué te lleva a pensar que él es el elegido, el indicado, el correcto?:

No es solo que sea detallista, que sea caballeroso, que tenga un empleo, que te aguante, que te acepte tal cual eres (llorando, en “tus días”, sin maquillaje), que acepte tu familia, que te haga reír y que crea en ti. Sino también porque lo admiras, porque tienen un mismo plan de vida, porque es sencillo pero también tiene ambiciones, porque sabes cómo es cuando se enoja y aún así no piensas a las primeras de cambio que vas a terminar con él. ¡RECIPROCIDAD! respeto, ternura, pasión y ambiciones conjuntas.

¿Te propuso matrimonio? Felicidades!!

No lo olvides: Es más que la petición y poner un anillo en tu dedo anular de la mano izquierda; es el inicio formal de un compromiso de amor, de una promesa de unión, el inicio de una nueva etapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.